Home / Publicaciones relacionadas / Factura electrónica, obligatoria desde 2011

Factura electrónica, obligatoria desde 2011

Cambiar a la factura electrónica incluye ser más sustentables, productivos, rápidos y eficientes, pero sobre todo, ahorrar en costos y tiempos.

Tercerizar servicios o comprar equipo adecuado para iniciar el proceso de facturación electrónica (FE) son dos alternativas por las cuales las pequeñas y medianas empresas (Pymes) tendrán que optar antes de la llegada del 2011, cuando sea obligatorio emitir comprobantes fiscales digitales.

Datos de la Asociación Mexicana de Estándares para el Comercio Electrónico (AMECE-GS1 México) indican que desde el 2005 -cuando las empresas comenzaron a emitir factura electrónica- al 4 de enero del 2010, se habían registrado en el Servicio de Administración Tributaria (SAT) 26,512 contribuyentes que emitieron comprobantes fiscales digitales: 17,540 son personas físicas y 8,972, personas morales.

El proceso

El primer paso para comenzar la transición al cambio digital es entender de qué proceso se trata, pues no sólo es cambiar del papel al formato digital, explicó Miguel Ángel Peralta, director general de AMECE-GS1 México.

“Incluye ser más sustentables, productivos, rápidos y eficientes, pero sobre todo ahorrar en costos y tiempos”, explicó el especialista.

El monto de inversión dependerá del tamaño e infraestructura tecnológica.

Existen dos pruebas que la empresa debe hacer al momento de prepararse: comprobar cómo funciona el proceso al interior y después cómo se vincula con los receptores.

“Se debe solicitar una prueba integral para asegurarse de que todo funciona bien, que los documentos cumplen el estándar y después hacer la implementación final”, concluyó el experto.

Prepara a tu empresa para el 2011, te decimos cómo:

  1. Informarse y conocer el impacto que este cambio tendrá en tu negocio.
  2. Tercerizar servicios o comprar una solución tecnológica que se apegue a las necesidades de tu empresa.
  3. Implementarla y hacer las pruebas necesarias para su correcto funcionamiento: una al interior de la organización y otra con tus clientes, procurando que cumpla con los estándares establecidos por la AMECE-GS1 México.
  4. Empezar a hacer las conexiones con cada uno de tus clientes e informarles de la transición a factura electrónica.
  5. Contar con un programa de implementación y ponerlo en marcha.
  6. Darle continuidad al proceso y revisar cada dos años la validez de los sellos digitales.

Más información sobre la factura electrónica:

1. Elige a tu proveedor de facturas electrónicas: “A partir de 2011, todos los comprobantes fiscales por operaciones superiores a 2,000 pesos deben emitirse de manera electrónica; aprende a elegir al mejor proveedor para cumplir.”

2. Cerrarían imprentas por factura electrónica: “El sector está compuesto por 15,000 imprentas consideradas como micro, pequeñas y medianas empresas, la mitad de ellas autorizadas para emitir comprobantes fiscales.”

3. Simplifícate con la factura electrónica: “Es un documento que sirve para comprobar una operación de compraventa. Puede ser enviada y almacenada por medios electrónicos, pero existe la posibilidad de imprimirla si cumples con las especificaciones del SAT.”

Escrito por Samantha Álvarez el 10 Mayo 2010
Foto: Cortesía./ elempresario.mx
salvarez@elempresario.mx